Tema Autor Título Año Otro  
  • Frosty : Best Image Slider
  • Leaves : Best jQuery Slideshow
  • Rain drops : Best Wordpress Slideshow
  • Autumn leaves : Best Joomla Slideshow
  • Frosty : Best Image Slider
  • Frosty : Best Image Slider
  • Leaves : Best jQuery Slideshow
  • Rain drops : Best Wordpress Slideshow
  • Autumn leaves : Best Joomla Slideshow
  • Frosty : Best Image Slider
[INICIO] [QUIENES SOMOS] [CONTACTO] [NOTICIAS] [PUBLICACIONES] [CONSULTAS]


Usuario:
Password:

  Olvidó la contraseña


   
Documento sin título
Noticias
HISTORIAS DE NAVEGACIÓN
"Bergantín Goleta de Guerra "Janequeo". Chacao, Diciembre 28 de 1856. Señor Intendente. En cumplimiento de la nota del señor Ministro de Marina, pasé al Canal de Chacao a reconocer la piedra de Remolinos o Petecura, a fin de dar a US. algunos datos para resolver sobre la colocación en ella de una boya de campana. Aprovechando, pues, las mas grandes mareas causadas por el presente novilunio, se concluyó hoi el trabajo i por consiguiente me apresuro a ponerlo en conocimiento de US. Comenzaré por decirle que la piedra de Remolinos descubre sobre la superficie del mar una estención de sesenta pies, de Este a Oeste, i como veinte de Sud a Norte. De la parte mas oriental salen tres promontortios que terminan casi en punta, tomando distintas direcciones, pero que no abrazan mucho espacio. Desde allí andando hácia el Oeste, se ve una abertura algo profunda, por donde puede pasar una pequeña embarcación en marea baja; lo demas es casi plano. Habiendo examinado la roca, encontré que es de una especie de Cancagua mesclada con piedras menudas, lo que a mi juicio la hace ser mas consistente. En cuanto a la boya que se quiere colocar, soi de parecer que la parte que choca con la corriente debe ser un poco levantada en forma de proa de chalupa, a fin de que el agua pase por debajo, sostenida como en la cuarta parte de su estensión por medio de una cadena de una pulgada i de seis brazas de largo, que salga del fondo por el seno de otra de las mismas dimenciones, tendida por dos anclas de ocho quintales cada una. La parte Sud de la piedra se estiende debajo la superficie del mar, tal vez tanto como lo que se descubre, dando una profundidad de dos a cuatro i media brazas (marea baja) por consiguiente, creo que es el mejor lugar para colocar la boya, a fin de que en las vaciantes no se rompa con los golpes que se supone deberá dar contra la roca, si se coloca sobre ella en la parte que se descubre. Ya que tengo esta oportunidad señor Intendente, permítame manifestar a US. una idea de una persona competente en el asunto. Siendo, pues, un poco difícil, segun él, la colocación de una boya de campana, parece que habría mas facilidad de mantener allí una lancha de fierro, con cubierta i depósitos de aire, asegurada como se haria con la boya, llevando un palo de veinte a treinta pies de largo, dispuesto de modo que se pudiera mantener arriba una luz durante la noche, que cuidada por dos hombres, llenaria probablemente el objeto que se ha propuesto el gobierno. Estos individuos, señor, podrían vivir en la lancha, llevándoles víveres cada quince días. Por otra parte, como US. no ignora, son mui raras las embarcaciones que hacen la navegación de noche en el canal de Chacao atendiendo a los peligros que encierra, i mui particularmente los de gran porte que segun parece, no hai todavia un ejemplo, asi es que con mui poco gasto se podria mantener una luz para el peligro de estrellarse en la roca; que bien considerado, solo puede suceder cuando la embarcación se quede en calma en el canal; en cuyo caso, no se evitará el peligro ya sea de dia o de noche, a pesar de la boya i de cuantas señales se pongan para conocer la situacion en que se halla; pero habiendo viento se puede asegurar que no hai riezgo de peligrar en toda la estencion del canal. Por último, la situacion de la piedra de Remolinos se puede conocer por las marcaciones siguiente que fueron tomadas de la misma piedra: Punta Coronel N. 80° E, Punta Tres Cruces S. 62° E, Punta San Gallan S 65° O, todas del compaz. Para conocer practicamente donde se halla, debe enfilarse la Punta San Gallan con la de Coronel, suponiéndola un poco mas al Sud del centro del canal; es decir un poco mas hácia el Este u Oeste, cuando se haya enfilado la Punta de Remolinos con un barranco colorado que se divisa en la costa opuesta, al estremo mas Occidental de una playa aislada que hai cerca de la Punta de Coronel. En las altas mareas, queda la piedra doce pies debajo del agua. Antes de concluir, señor Intendente, permítame poner en conocimiento de US. que por informes obtenidos de personas conocedoras de estos lugares, i la práctica que tengo en estos canales, soi de opinión, señor, que en la piedra de Pugueñun es de mucha necesidad una boya, por que está separada mas de una milla de la punta del mismo nombre i solo se descubre tambien en las grandes mareas. Esta piedra, puedo asegurar a US., que es casi tan peligrosa como la de Chacao; en primer lugar porque tiene remolinos que atraen tambien a las embarcaciones; i en segundo, porque practicamente no es bien conocida la situacion de ella, con motivo de no haber puntos remarcables en las inmediaciones del canal. Desearía señor Intendente, que US. tomase en consideracion este asunto i se dignase someterlo a juicio del Supremo Gobierno. Es cuanto tengo que comunicar a US. por ahora, sobre el particular, en cumplimiento de mi deber. Dios guarde a US. Francisco Hudson. Comandante de la Janequeo. Al Señor Intendente i Comandante Jeneral de Armas de la provincia de Chiloé." De la "Memoria que el Ministro de Estado en el Departamento de Marina presenta al Congreso Nacional de 1856". Páginas 111-113. Santiago, Imprenta del Ferrocarril, Calle de los Teatinos, Num. 84, 1856.


[Volver]   Fecha :  16/OCT/2016