Tema Autor Título Año Otro  
  • Frosty : Best Image Slider
  • Leaves : Best jQuery Slideshow
  • Rain drops : Best Wordpress Slideshow
  • Autumn leaves : Best Joomla Slideshow
  • Frosty : Best Image Slider
  • Frosty : Best Image Slider
  • Leaves : Best jQuery Slideshow
  • Rain drops : Best Wordpress Slideshow
  • Autumn leaves : Best Joomla Slideshow
  • Frosty : Best Image Slider
[INICIO] [QUIENES SOMOS] [CONTACTO] [NOTICIAS] [PUBLICACIONES] [CONSULTAS]


Usuario:
Password:

  Olvidó la contraseña


   
Documento sin título
Noticias
EN UN DÍA COMO HOY
En el año 1880 se hunde el transporte "Loa" en Ancón por la acción de un brulote durante la Guerra del Pacífico. Fue un buque de la CSAV que fue cedido en arriendo a Chile durante Guerra del Pacífico, de acuerdo al Convenio de subvención de 5 de mayo de 1874, a un costo de 18 mil pesos mensuales, el 12 de mayo de 1879, junto con el Rímac y el Itata. Su casco era de hierro y su propulsión a hélice. Tenía dos máquinas compound invertidas fabricadas por Blackwood & Gordon Co, Glasgow. Se le artilló con dos cañones Armstrong de 6 pulgadas y el 2 de octubre de 1879 se le agregó un cañón de 150 libras que había pertenecido a la corbeta Abtao. Fue armado como lo que hoy se considera un crucero auxiliar. Su primera comisión fue el transporte de tropas a Antofagasta en convoy que llegó a su destino el 22 de mayo de 1879. Junto con el Copiapó formaron una división en agosto de 1879 que dio protección a los transportes que venían de Europa con armamento, municiones y vituallas, desde el Estrecho de Magallanes a Valparaíso. Participó en el Combate naval de Angamos, donde se capturó al monitor Huáscar. En enero de 1880, se le dio el mando del buque al capitán de corbeta Guillermo Peña. Durante el conflicto transportó 83 pasajeros en cámaras y 264 en cubierta. El 22 de junio de 1880, arribó el Loa al Callao, que había zarpado desde Arica el 16 bajo la Cruz Roja, conduciendo a ese puerto 510 heridos peruanos de las batallas Alto de la Alianza y Arica. El Loa también llevaba dos cañones Armstrong de largo alcance de 6 pulgadas para el Blanco Encalada y se unió a la flota que mantenía el bloqueo del Callao. Espías chilenos en Lima telegrafiaron al Presidente de Chile, Aníbal Pinto, la información que el marino peruano Manuel Cuadros estaba preparando en Ancón un torpedo a pesar de que ya había fallado en uno anterior y muerto 5 hombres. La información que tenía era que el artefacto consistía en una lancha de vela, cargada con comestibles y carneros, y al quitar el último bulto, un resorte accionaría un torpedo. El Presidente Pinto envío la información al contraalmirante Galvarino Riveros por telégrafo a Iquique. El mensaje escrito fue llevado por el Loa al contraalmirante Riveros, que transmitió la alerta a todos los comandantes de los buques chilenos que sostenían el bloqueo del Callao. El 3 de julio de 1880, el Loa estaba de guardia en la bahía del Callao y lejos de la escuadra. A las 5 pm divisó una balandra con velas desplegadas cargada de víveres que parecía haber intentado romper el bloqueo y había sido abandonada por su tripulación. El comandante del Loa, Guillermo Peña, envió un bote con un oficial a reconocer la embarcación. Un marinero chileno cortó el ancla por temor que estuviera atada a un torpedo. El capitán Peña ordenó alzar los bultos y al izar el último saco de arroz, a las 5:30 pm, hizo explosión la carga de dinamita que tenía la balandra y le hizo un agujero al Loa de 14 pies de largo por 2 de ancho (aproximadamente 4,26 por 0,60 metros). El Loa se hundió en 5 minutos y de su tripulación de 181 individuos, murieron 118, entre ellos el capitán Peña. Los primeros en llegar a rescatar a los sobrevivientes fueron los buques de guerra neutrales: la británica Thetis, la francesa Decrés y la italiana Garibaldi. También llegó pronto la lancha torpedera chilena Fresia. La investigación sumaria realizada en Chile determinó que Peña sí sabía que se estaba preparando un explosivo en una lancha cargada de víveres, pero al parecer Peña creyó que la lancha había sido enviada en señal de agradecimiento por transportar los heridos peruanos. Chile tuvo que pagar £ 57 mil a la CSAV por la pérdida de su buque. El 12 de julio se pudo rescatar uno de los cañones de largo alcance que estaba en proa y fue montado en el blindado Blanco Encalada.


[Volver]   Fecha :  03/JUL/2016