Tema Autor Título Año Otro  
  • Frosty : Best Image Slider
  • Leaves : Best jQuery Slideshow
  • Rain drops : Best Wordpress Slideshow
  • Autumn leaves : Best Joomla Slideshow
  • Frosty : Best Image Slider
  • Frosty : Best Image Slider
  • Leaves : Best jQuery Slideshow
  • Rain drops : Best Wordpress Slideshow
  • Autumn leaves : Best Joomla Slideshow
  • Frosty : Best Image Slider
[INICIO] [QUIENES SOMOS] [CONTACTO] [NOTICIAS] [PUBLICACIONES] [CONSULTAS]


Usuario:
Password:

  Olvidó la contraseña


   
Documento sin título
Noticias
EN UN DÍA COMO HOY
Del año 1919 se accidenta el submarino H-3 "Rucumilla" en la bahía de Talcahuano. Pocas historias de submarinos accidentados y salvados en el mundo igualan al H-3 “Rucumilla” de la Armada de Chile, que se hundió a las 10:00 horas del 2 de junio de 1919 mientras realizaba ejercicios en la bahía de Concepción, Talcahuano. Al mando del Capitán de Corbeta Arístides del Solar, hacía maniobras de sumergida cuando al fallar una válvula el agua inundó uno de los departamentos de popa. Ante la emergencia su Comandante ordenó soplar estanques y la nave emergió momentáneamente para hundirse luego frente a la isla Quiriquina, viviendo sus 23 tripulantes horas de intenso dramatismo. La embarcación quedó prácticamente anegada, pero con aire suficiente y capacidad para mantener con vida durante un tiempo prolongado a su temeraria tripulación. El submarino se fue al fondo del mar aproximadamente a unos 18 metros de profundidad y tuvo la suerte que la torpedera “Contreras”, que lo acompañaba en los ejercicios, se diera cuenta del accidente informando inmediatamente a las autoridades e izando en sus mástiles las correspondientes señales de auxilio. Antes de 20 minutos de dada la alarma salían desde los Arsenales de Marina, al sitio del suceso, una grúa de 30 toneladas y otra de 180, embarcaciones con cadenas, médicos, buzos y todo tipo de materiales de salvamento. Una vez ubicado el sumergible, el primer trabajo que se emprendió fue el de recorrer su casco y la posición que tenía en el fondo del mar, como asimismo largar una boya telefónica, con la cual pudo contactarse con la tripulación, cuyo Comandante informó a sus salvadores sobre las causas precisas del accidente y del estado anímico en el que se encontraba su tripulación refugiada en un departamento seguro, pero con dificultades para respirar. Después de infructuosos esfuerzos y fallídas maniobras de rescate, a las 17:00 horas y ante la expectación general, afloraba a la superficie la proa del submarino, que luego de abrirse su escotilla dio paso a la salida de sus primeros tripulantes, algunos de ellos con principios de asfixia y que fueron auxiliados con prontitud. El último en abandonar la nave fue su Comandante, quien al aparecer en cubierta lanzó un sonoro ¡Viva Chile! mientras que los buques surtos en la bahía, al conocer la noticia hacían sonar con entusiasmo pitos y sirenas. Este salvamento que causó admiración en las marinas del mundo, sorprendió por la destreza y profesionalismo con que fue realizado. El "Rucumilla" era un submarino de la Clase Holland construido en Fore River, Connecticut, EE.UU. Se podía sumergir hasta 100 pies (33 mts.). Fue uno de los cinco submarinos ordenados construir por el gobierno inglés en EE.UU. y entregados a Chile en compensación y pago por el embargo sufrido por los buques chilenos en construcción, a causa de la Primera Guerra Mundial. Un sexto submarino fue comprado por Chile pagando parte de su valor. El 4 de julio de 1917 se enarboló el pabellón nacional en New London. Llegó a Chile el 20 de julio de 1918. Dado de baja, fue enajenado por D.S. N 2.197 de 19 de diciembre 1945. Estuvo 28 años en servicio. Desplazaba 355 tons. en superficie, y 467 tons. sumergido. Estaba armado con 4 tubos lanzatorpedos de 18", y una ametralladora AA. Su dotación era de 23-24 hombres. Extractado de página de la Armada, y artículo publicado por el SOM (R) Manuel Chamorro Moreno, el 3 de junio de 2013, en Portal de los Siete Mares. Ver también el artículo publicado en la Revista Marina de Chile (http://www.revistamarina.cl/) por nuestro Académico de Número don Carlos Martin Fritz, y reproducido por amable permiso de su director, CNIM Jaime Sepúlveda Cox, Marzo del 2010, en el que se reproduce con lujo de detalles toda la maniobra de reflotamiento.


[Volver]   Fecha :  02/JUN/2016